Uncategorized

El Defecto Más Preciado

Dame un momento para intentar respirar, mientras mi mente quiere congelarse y contagia a todo mi cuerpo que no quiere ceder y dejarse llevar; sólo busco paz, quiero estar tranquilo a pesar de todo lo que observo y me produce ira de una u otra manera.

Las cosas materiales no son tan importantes para destruirme, como lo hiciere un ser normal, con voz y pensamiento; irracional, pero al fin un pensamiento.

Respiro tres o cuatro veces más y mi alma y mente se conectan de nuevo con la carne de mi cuerpo, y así recuperar poco a poco mi estado de paz, que trabajo para tener cada día de mi vida; me doy cuenta que soy superior a cualquier tipo de máquina hecha por el hombre, pero demasiado débil ante cada uno de sus defectos altamente notables y ejecutados por él mismo.

A.A.A.B

@AndresAmador2

Anuncios
Estándar

One thought on “El Defecto Más Preciado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s